#verano2017enLaMadriguera

(¡Para niños de 5 años en adelante!)

¡Hola!

Si estás leyendo esto, significa que estás buscando un verano muy especial para tu hijo(a), si ya has venido a La Madriguera, sabrás que es un lugar lleno de colores, de anécdotas y de mucho que compartir.

Hemos preparado 3 semanas, para contar historias, explorar movimientos artísticos, crear piezas y sobre todo, dejar salir el artista que cada niño lleva dentro. Los pequeños artistas tendrán la oportunidad de desarrollar proyectos a su propio estilo, para crear piezas en las que encontrarán una forma de expresar sus sentimientos e ideas de la manera más creativa.

Cada uno de nuestros talleres los planeamos pensando en vivir y compartir una experiencia única con los participantes. En la entrada pasada te contamos un poco sobre las aventuras detrás de los #talleresmadriguera ...y bueno, volvemos al tema y te dejamos mas información de lo que tenemos agendado para los niños:

¿Cuánto cuesta?

Por semana: $850 (incluye todos los materiales)

 

Confirma disponibilidad y…
¡SEPARA TU LUGAR!
Llama ( entre semana de 5 A 9pm) al 83406165 para dejar los siguientes datos:
Nombre y edad del niño o niña
Y de dos adultos responsables :Nombre, celular, teléfono fijo, mail 

El pago lo puedes hacer aquí en La Madriguera o por depósito  / transferencia:
DATOS BANCARIOS
SCOTIABANK
LA MADRIGUERA ESPACIO CULTURAL S.A. DE C.V.
Cuenta: 14506281575
CLABE: 044580145062815755

 

¡Nos vemos por acá en La Madriguera para conocer mas de Miró, Lowry y Calder!

Jan y Memo

Madri-aventuras detrás de un taller

El verano pasado nos fuimos de rol por Europa, a visitar amigos, conocer lugares y hacer lo que nos gusta: viajar.

Uno de los lugares que teníamos en la mira, al cual teníamos que ir o ir, era la casa-museo de Salvador Dalí y para esto, teníamos que hacer una parada obligatoria en Barcelona; así que hicimos un escaneo rápido de lugares por conocer; no nos gusta planear a detalle cada día, porque así podemos modificar el itinerario cuantas veces queramos.

Al final, en la lista el único lugar que dejamos como obligatorio fue la FUNDACIÓN Joan Miró.

Llegamos a  Barcelona pasando la media noche, así que decidimos que la juventud (ja!) nos permitiría pasar lo que quedaba de la noche en aeropuerto, y ahorrar, según nosotros el dinero del hospedaje.
Así fue, aprovechamos y compramos por internet nuestras entradas para todos los atractivos turísticos dalinianos, paseamos por el aeropuerto con todas las tiendas cerradas, comimos dos veces en una cafetería 24 hrs.
Nos dimos cuenta que las entradas a la Fundación de Joan Miró eran solo algunos días de la semana y en horarios muy limitados. Nuestro hotel estaba lejos y el chek-in era tardísimo. Tuvimos la maravillosa idea de hacer más tiempo en el aeropuerto, tomar una última siesta en una sillas poco cómodas y entonces hacer la ruta: aeropuerto – Fundación- hotel.
El transporte público nos  dejó lo que parecía ser muy cerca. En google maps, todo se ve cerca, las distancias parecen cortas y no se ve si es un camino plano o empinado.

 Miró nunca pensó que dos entusiastas mexicanos decidirían ir,  casi sin dormir y caminando, cargando maletas, a la hora que el sol cala más, hasta su museo, cuando decidió construir ese maravilloso espacio en la cima de una montaña. 

Caminamos mucho, nos mal-humoramos en el camino, hicimos varias paradas para respirar (no había opción para pedir Uber, porque era una escalera empinada)… al fin, ¡LLEGAMOS! Y nuestras sonrisas se dignaron a regresar a nuestras caras… seguimos arrastrando la maleta de rueditas hasta que la puerta se abrió y nos llegó el aire frío del interior, ahora si, en ese momento las sonrisas fueron tamaño Colgate.

Recorrimos el recinto lentamente, devoramos las fichas técnicas de cada obra, descubrimos piezas que no sabíamos que existían, nos maravillamos de ver la magnitud de otras tantas que en los libros se ven tan pequeñitas.

En la escuela uno aprende según los programas que alguien más diseñó; para nosotros lo bueno de la vida en La Madriguera, es que nos permite diseñar nuestros procesos de aprendizaje y compartirlos, dejando espacio para la creatividad y el autoaprendizaje . 

Nos gusta visitar museos, leer libros, platicar experiencias…  unos de nuestros talleres favoritos, son los de historia del arte. En donde podemos plasmar un poco de todo esto de una forma lúdica.

Nuestro próximo taller de esto es el del #verano2017enlamadriguera,  está agendado para las primeras 3 semanas de JULIO, la primera tratará precisamente de Joan Miró. 😀

Si quieres que te llegue el programa completo para este curso enfocado a niños de 5 a 12 años , DA CLICK AQUÍ Y DÉJANOS TU CORREO 🙂 Te enviaremos el PDF con la información 🙂

¡SI TE INSCRIBES EN JUNIO, OBTIENES PRECIO ESPECIAL!

¡Nos vemos pronto!

Jan y Memo

 

 

Calaveras y perritos

La más reciente colección de nuestro amigo y tallerista madriguero: Ajo Castillo, se titula “Calaveras y Perritos”.

Las #VITRINASMADRIGUERA se pusieron guapas, una con la colección de Pyro, de la que te contamos en la entrada pasada y la otra contiene en su interior 2 piezas esculpidas cuidadosamente por Ajo, son dos tazas gigantes que pronostican nuevos proyectos, con adorables guardianes a sus lados…y algunas sorpresas más ¿De que te estamos hablando?

Nadie mejor que el propio Ajo para contarte los detalles, donde describe más sobre la inspiración y los procesos creativos detrás de su trabajo. Antes que nada, te compartimos las fotos que te van a enamorar:

Macetas: “Café y perritos” 1 y 2

Tazas: “Pacita la tacita” y “Mr Mug: la taza matona”.

Mr. Mug, en nuevos colores, la gris es nuestra favorita:

“En esta vitrina festejo los 7 años de La Madriguera con dos elementos que representan mi vida aquí.

Las calaveras decorativas son los productos que con mucho empeño y esfuerzo desarrollé, y me permitieron entrar en este maravilloso espacio; también me recuerdan los rostros cansados de los madrigueros en esos días que nomás no duermen, o el mío cuando intenté imaginarme dando un curso por primera vez.
Los perritos, en especial Pasita, además de ser íconos de Barrio Antiguo, representan el hogar acogedor que yo y otros muchos niños, alumnos, artistas, artesanos y viajeros hemos encontrado en este bello sueño que Memo y Janeth comparten con nosotros. Muchas veces con una muy buena tacita de café, y una que otra mancha de pintura.
Gracias Madriguera, y gracias público por estos años y que sigan muchos más.”

Ajo Castillo

05-2017

Durante el mes de JULIO, las tendremos a la venta en nuestra tienda en línea en Kichink.

Y desde ya las puedes encontrar en La Madriguera, ubicada en el corazón de Monterrey: el Barrio Antiguo.

¿COMO LLEGAR?

¿Quieres saber más sobre el proceso de creación de estas piezas de cerámica?

Las macetas son piezas únicas hechas en arcilla refractaria, fueron modeladas a mano, detalladas con engobes de óxidos metálicos que resisten la temperatura, para finalmente ser recubiertas en vidrio para asegurar que se mantengan brillantes y limpias incluso a la intemperie. El proceso requiere de dos “quemas” en las que alcanzan temperaturas superiores a los 1100 C y dura alrededor de 12 hrs.

Las tazas “Pacita” y “Mr Mug” son producto de un cuidadoso diseño inicial, que después es reproducido en un molde rígido de yeso de hasta 7 piezas independientes, que es limpiado y armado en cada reproducción, las piezas después son refinadas, y se remueven las marcas de los moldes, para después aplicar el vidrio, los diferentes colores y texturas se pueden lograr pigmentando la arcilla o el vidrio con óxidos metálicos o arcillas de color.
El proceso requiere de dos “quemas” igual que las macetas.

La responsable de los fragmentos

…es Pyro, una artista con una habilidad de admirarse para descomponer una imagen en capas y, a partir de esto, crear obras de arte que vas a pasar un buen tiempo observando, pues los detalles abundan y tus ojos no querrán hacer otra cosa que contemplar y hacerte la pregunta de ¿cómo lo hizo?.

La colección inicial está formada por:

*Serie de 2 piezas “El tiempo, el ritmo”

*4 piezas formadas por los mismos estenciles  previamente utilizados para crear 3 cuadernos artesanales con cada uno.

*Serie de 5 postales.

VER COLECCIÓN COMPLETA Y PRECIOS

Te tenemos, de las propias palabras de la artista, la inspiración y los procesos que se cruzaron para crear :FRAGMENTOS DE TIEMPO,  una colección especial para el proyecto #VITRINASMADRIGUERA, presentada el 28 de mayo, con permanencia hasta el 30 de junio. Las piezas están a la venta, por lo que la vitrina estará en constante cambio durante este tiempo.

“La colección “Fragmentos de tiempo” se basa en el estudio de los ritmos que regulan y hacen funcionar a los seres vivos en la naturaleza permitiéndoles sincronizarse y adaptarse al tiempo, estos son llamados ritmos biológicos.

Este proyecto es el antecedente del estudio que he realizado sobre el reloj floral de Carlos Linneo, un biólogo del siglo XVIII que creó un sistema en el cual podía clasificar plantas y animales por especie y género. Linneo observó que algunas flores y plantas abrían sus pétalos y hojas a ciertas horas del día y la noche, y los cerraban en otros momentos del día, por lo tanto, uno podía tener cierta noción del tiempo con solo observarlas.

Estas plantas presentan ritmos de un día (ritmos circadianos), de este modo, el proyecto trata de hacer una analogía de los comportamientos de las plantas con las rutinas y hábitos que desarrollamos en nuestras vidas, sobre como funcionamos y establecemos patrones de tiempo para la mayor parte de las cosas que hacemos. Tenemos tiempos para vivir, crecer y morir, el pasado para recordar, el presente para actuar y el futuro para anhelar.

De esta reflexión, se desprende el texto de la pieza principal, que es el siguiente:

Reloj andante, formador de hábitos

Tienes ritmo propio.

Cumples ciclos, algunos de un día

Otros, se prolongan por más tiempo.

Las horas pasan, y esperas.

El tiempo que percibes se transforma.

Recuerdas por fragmentos la hora,

El momento.

El tiempo en que fueron las cuatro de la tarde,

Y todo comenzó de nuevo.

Las piezas están realizadas usando esténciles, que son plantillas que forman la imagen color tras color. Algunos son usados para pintar la pieza final, y otros, en armonía con la esencia del proyecto, son la pieza, pues están en armonía con el tiempo que toma llevar a cabo todo el proceso de corte de cada esténcil, un hábito o rutina para mí.”

Pyro, mayo, 2017

 

 

Exposición conmemorativa “SIETE”

Nos gusta compartir, en esta ocasión, compartimos el festejo de los siete años de La Madriguera con algunos amigos que tienen unas ideas tan geniales y unas mentes super creativas, que lo podrás notar en su manera de interpretar los conceptos y la historia que te contamos unos días antes (si no sabes de que te estamos hablando, da click aquí mero) :

“UNO” Por Mauricio Frijoles:

“DOS”  por Memo Malo:

“TRES” por Janeth Cuéllar:

“CUATRO” por El Chico Tabla:

“CINCO” por Alma Rosa:

“SEIS” por Angelica Bracho:

“SIETE” por Fanngora:

Las piezas se encuentran en exposición y ¡también están a la venta!

¿Te interesa comprar una? CONTÁCTANOS y revisamos la disponibilidad de la pieza.

¿Te interesa comprar todas? … Te tenemos una bonita noticia, sacamos una serie de tarjetas para colorear, así no te quedas con las ganas y lo mejor de lo mejor, es que podrás intervenirlas, adquiéralas y cuando estén llenas de color súbelas a FB o Instagram y etiquétanos. ¡Nos encantará conocer los resultados! Las encuentras en nuestro local en el Barrio Antiguo de Monterrey o en nuestra tienda en línea en Kichink (envíos a toda la República).

El día que inauguramos esta exposición conmemorativa, paralelamente, lanzamos dos colecciones, de dos amigos, dos de nuestros artistas favoritos en la ciudad de las montañas, si no vives en Monterrey o no te enteraste a tiempo y no pudiste asistir al lanzamiento, no te preocupes,  porque en las siguientes entradas, te mostraremos su trabajo… ¡Te vas a enamorar de cada una de las piezas!

( ¡Casi olvidamos mencionarte que hay más piezas en exposición, además de la serie de siete piezas que te acabamos de mostrar, las puedes encontrar en nuestro Facebook! )

7 años

…y un millón de experiencias.
Arrancamos este blog recopilando un poco de nuestra historia…

¿7 años y apenas?
¡Yeaap!

Si ya nos conoces de antes, sabrás que lo digital no es muy lo nuestro y que por razones humanamente inexplicables (para nosotros jaja), perdimos nuestra página pasada y no pudimos rescatar nada, ajá, nada.

Esto fue tomado como una señal divina y decidimos empezar de cero en el cybermundo; así como un día empezamos de cero con La Madriguera, con un presupuesto muy bajo, muchas ganas de emprender
y sobre todo toneladas de creatividad.

La ventaja de empezar (volver a empezar), con esto  (lo digital)  tras 7 años de trabajo es que el presupuesto es mejor, las ganas están potencializadas
y enfocadas… y la creatividad continua siendo nuestra mejor amiga en esto.

Estos 7 años han sido una aventura:

AÑO 1: Encontramos nuestro lugar ideal y pusimos MANOS A LA OBRA, literal nuestras manos, para reducir costos.

AÑO 2: Descubrimos que el lugar ideal no existe, pues trás un huracán nos movimos de local, lo que si existe es la PASIÓN POR LO QUE SE HACE.

AÑO 3: Para este año, llegó a nuestra vida la perrita más linda del planeta #PasitaladelBarrio (ahora, a 7 años del inicio, llegó otra perrita, qué también es la más linda #Piñaladelbarrio), nos dimos cuenta que somos DUEÑOS DE NUESTRO ESTILO DE VIDA y nos encanta poder decidir que y cuando.

AÑO 4: Salimos por primera vez de la ciudad a participar en un festival internacional (El Cervantino), esto nos ayudó a EXPANDIR HORIZONTES.

AÑO 5: El boom de los talleres, después de varios años de trabajo nos dimos cuenta que ya  éramos los muchísimos ofreciendo talleres cortos en la ciudad, así que decidimos ACTUALIZAR NUESTRA OFERTA, renovarla y ofrecer también talleres permanentes.

AÑ0 6: Un año de SORPRESAS, de tomar decisiones y sobre todo, mucho análisis.

AÑO 7: Es un año de EVOLUCIÓN, ¿te contamos que por 6 años tuvimos un hostal? (una de las experiencias más enriquecedoras en tooooodos los sentidos), pues bueno,  el hostal evolucionó a estudios y residencias para emprendedores creativos.

Disfrutamos de lo que hacemos, nos está encantando el camino que hemos recorrido y sabemos que el destino nunca falla, siempre viene cargado de sorpresas, buenas o malas pero siempre con un gran aprendizaje y a la larga, cuando lo cuentas (o escribes) todo suena divertido.

Para nuestro séptimo aniversario, preparamos una exposición conmemorativa y la historia quedó ilustrada.

En la siguiente entrada de este blog encuentras las 7 piezas. (Estarán en exposición en La Madriguera hasta el  30 de junio del 2017) .

Además, en venta, en nuestra página de kichink tenemos una serie de tarjetas para colorear <3

¡Nos vemos pronto!

Jan y Memo

¡Hola mundo!

Somos Janeth Cuéllar y Memo Malo. Cuando estábamos por graduarnos de Diseño Industrial, a inicios del 2010, nos dimos cuenta de 2 cosas:

La primera, que no éramos tan fans de lo industrial como creíamos en un inicio de la carrera, pero sí de los procesos creativos.
Aceptamos que no todos estamos listos para decidir qué queremos hacer el resto de nuestras vidas a los 17-18 años, o más bien, sabes lo que quieres, pero no estás seguro si existe, así que eliges lo que crees más cercano a lo que quieres.

La segunda, explorábamos las ofertas para profesionistas en nuestro campo y era mejor pagado trabajar en un call-center  (de hecho, gracias a uno de estos trabajos, generamos unos micro-ahorros al inicio), al no encontrar nada decidimos crear nuestro trabajo ideal.

Entonces, cuando decidimos lo que queríamos, le pusimos por nombre La Madriguera, en este punto de la historia, nos topamos con dos tipos de personajes, los que creyeron que esto tenía potencial… y los que no.

La cosa se puso buena, tratamos de optimizar nuestros recursos, firmamos un contrato, abrimos la tienda, comenzamos con talleres y  también teníamos área de snacks … todo parecía ir arrancando de maravilla.  Entonces,  a Monterrey llegó de visita el devastador huracán Alex. Los techos de la casa se empezaron a caer, un cuarto literalmente se convirtió en una alberquita con cascada, perdimos algunas cosas materiales y nos bajó un poco el ánimo de continuar en ese espacio.

Dejamos el lugar (después de que la persona que nos rentaba el local nos dijo que eramos malos empresarios y que no íbamos a llegar a ningún lado).

Encontramos un nuevo lugar a cuadra y media. Así que la mudanza fue a pie, cargando cajas y muebles.

Y aquí estamos, a mitad del 2017, disfrutando de La Madriguera. De los muebles y cajas de aquella mudanza queda poco, muchas cosas han cambiado, los que siguen son los amigos que desde el inicio nos brindaron su apoyo, la comunidad creativa que va en aumento constante, la felicidad y las ganas de seguir trabajando en esto también.